Olores en Vertedero

En los vertederos hay dos focos de olores: la celda abierta y la balsa de lixiviados.

Celda

Las celdas en los vertederos son superficies de unos cientos de m2 en las que se introduce basura y se va cubriendo con tierra y así sucesivamente hasta formar la altura que corresponda. Cuando se cierra una celda se abre una de nueva. Cada celda puede tener una vida de unos cuantos meses.

Los movimientos de la basura es lo que facilita la emisión de los gases olorosos. Al tratarse de superficies amplias y a cielo abierto es lo que limita las posibles actuaciones a dos: Nebulización o Vapor Seco

Nebulización

La nebulización consiste en la emisión a la atmósfera de una solución neutralizante en forma de pequeñas gotas (<30µ) que permanecen en suspensión en el aire y atraen y neutralizan las moléculas olorosas. Se trata de una tecnología muy aplicada hace unos años, pero que en la actualidad ha quedado desfasada y sustituida por el Vapor Seco.

La ventaja del sistema de nebulización era que era bastante efectivo y que no se actuaba sobre la fuente.

  • Las desventajas eran varias dependiendo de si la nebulización se hacía con boquillas ( hidráulicas o neumáticas) o con Atomiser. Las desventajas comunes eran:
    • necesidad de agua y sistema de dilución y mezcla
    • consumo elevado de agua y neutralizante
    • las bajas temperaturas (<0º) solían dañar las canalizaciones
    • una parte importante de las gotas precipitan al suelo con lo que se pierde efectividad
  • Hidráulicas:
    • las boquillas solían obturarse con frecuencia con lo que el mantenimiento era bastante oneroso
  • Neumática:
    • conveniente para sistemas con unas pocas boquillas (<20). Se solía emplear en instalaciones interiores
    • las boquillas eran muy caras ( hasta 200€/u)
  • Atomiser:
    • también denominado cañón atomizador hay de diferentes precios y calidades

Vapor Seco

El sistema de Vapor Seco de A.M. GUALBA S.L. consiste en emitir a la atmósfera moléculas neutralizantes que interactúan con los gases olorosos y los neutralizan evitando las molestias a vecinos. 

  • Ventajas:
    • no se necesita agua
    • funciona perfectamente incluso con temperaturas negativas
    • mínimo consumo de producto
    • gran autonomía ya que una carga de neutralizante puede durar varios días
    • fácil de instalar y reubicar
    • prácticamente sin mantenimiento
    • efectivo, económico
  • Desventajas:
    • precio del neutralizante es elevado que se compensa por el bajo consumo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *